Palabras del agua. Primera bitácora. Arroyos Paycarabí, Paycarabicito y Estudiante

Domingo de sol y viento. Así empiezan a navegar nuestras Palabras del agua. Iniciando el recorrido Gladys nos devuelve varias novelas que le habíamos prestado, en la casa no hay chicos pero igual acepta escuchar un cuento. Y empieza la función! Estrenamos El amor es circular de María Zeta, las hojas se despliegan y van formando un círculo, redondo como el amor.
Ahora que seguimos estamos atentxs a las señales ¿ves alguna bandera? ¿en dónde nos estarán esperando?, la aventura comienza, el agua brilla como el oro.
Allá!! Una bandera!!! Rubén disminuye la marcha, cuando nos acercamos al muelle vemos que la bandera es un guardapolvo atado a una rama. Es la casa de Valentín y de su abuela. Valentín ya tiene 7 y es el mejor amigo de León, le gustan los cuentos con barcos y entonces se lleva Adelante navegante de Adela Basch. Lo invitamos a que elija algunos más. Desde el bolsillero me guiña un ojo Juan Pablo, el abuelo de El nombre verdadero de Alejandra Correa.
Por cada libro para él, selecciona uno para su hermano Iván que está aprendiendo a leer y al final la abuela que no se animaba, confiesa que le gustan las novelas policiales. Luego empieza la función de Los sueños del agua. Hasta la gata se asoma a ver de qué se trata. En el próximo muelle nos esperan un montón de chicxs. Nuestro lector más pequeño, Thiago, tiene un año y medio y sonríe cuando recibe El libro del Osito de Antony Brown. Pero también está Yeila, de dos, que primero se esconde entre las piernas de su mamá y después no para de saludarnos hasta que somos un puntito en el agua.
Violet y Karen se suben a la bibliolancha a mirar libros mientras Caro prepara la función. Es una función con platea y palco porque las mamás y los más chiquitos se quedan en el muelle. El agua brilla.
Muy cerquita de ahí una garza casi posa para la foto.
Ahora navegamos por el Paycarabicito, nos espera Carlitos en la casa en donde vivía el carpincho Lucrecio, es casi la última casa del arroyo antes de llegar al Paraná Miní. Cuando paramos en el muelle vemos un hombre acarreando mimbre, es el abuelo de Carlos que no está pero no nos pudo avisar porque perdió el celular en el agua. Igual le dejamos libros y hasta le leemos el cuento del cañaveral que ardía solo.
Iniciamos el regreso. En una casa vemos dos nenes jugando en la escalera y decidimos parar. Vienen con su mamá al muelle (todos menos Nicole que es muy tímida pero pide a los hermanos un cuento con princesa) La función sale hermosa. Lihuel es fanático de los cuentos de terror y ahí van los Queridos monstruos para leer esta noche, para Nicole Yo soy la reina de Maricel Santin y algunos otros para que aprenda a leer. Al lado del muelle de la escuela nos espera Fran con su mamá. Es hermoso verlo tan grande y tan hablador. Se sienta con su perro en un escalón del muelle y elige los libros que le va ofreciendo Vero, su mamá.
Luego de la elección de libros viene la gran función del día.
https://www.youtube.com/watch?v=L64D0b16vt8
Casi llegando una lancha nos hace señas, es Delia que se olvidó de que hoy pasábamos y quiere unas novelas para ella. El pasaje de libros es en medio del río.
Vamos a dejar a Caro para que vuelva en la colectiva a su casa, estamos cansados y felices, aunque a bordo hubo té, torta de chocolate y chapatis.
Nos queda una sola visita. Valentina está en la casa de su abuela de vacaciones, viene desde muy pequeña a la isla y es amante de las sirenas. Le pregunto si conoce a Kalia, la sirena del Felicaria que sale a peinarse las noches de luna llena y hablando de sirenas le prestamos también la sirena de la bibliolancha.Ahora el agua es dorada y para cerrar el viaje leemos otra vez El amor es circular. Porque también este viaje fue redondo y el corazón nos late fuerte .Mientras escribo estas palabras imagino muchas ventanitas iluminadas, libros que despiertan de su sueño, palabras de agua que resuenan en la noche de las islas.

Responses

Compartílo en tus redes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

BIENVENIDO

0