Martes de películas y libros: Zama (2017), de Lucrecia Martel.

El guion está basado en el libro Zama (1956) del escritor mendocino Antonio Di Benedetto.​
 
Diego de Zama, un funcionario americano de la Corona española, espera una carta del Rey que lo aleje del puesto de frontera en el que se encuentra estancado. Su situación es delicada. Debe cuidarse de que nada empañe esa posibilidad. Se ve obligado a aceptar con sumisión cualquier tarea que le ordenen los Gobernadores que se van sucediendo mientras él permanece. Algunos años transcurren y la carta nunca llega. Al advertir que en la espera ha perdido todo, Zama decide sumarse a una partida de soldados y partir a tierras lejanas en busca de un peligroso bandido. Libre de sus esperanzas de traslado y ascenso, sabiéndose en peligro, descubre que lo único que desea es vivir. Quizás pueda conseguirlo.
 
El mexicano Daniel Giménez Cacho da vida a ese hombre patético que se inquieta y sufre sin ser capaz de tomar una decisión que lo aleje de allí. Por delante de sus ojos pasan sucesivos gobernadores que le prometen interceder ante el rey, mujeres blancas a las que desea, indígenas a las que espía, asistentes, bandidos y esclavos. La española Lola Dueñas encarna a la esposa de un funcionario que juega con él y tampoco le ofrecen mucho mayor respeto el brasileño Matheus Nachtergaele y los argentinos Juan Minujín, Rafael Spregelburd y Daniel Veronese en sus respectivos roles.
 
La novela es un relato aparentemente lineal donde se registra el paso de los años y a la vez fijado en la expectación, se desencadenan los frutos del sueño, el recuerdo y el delirio, de modo que los aconteceres, aun verosímiles, están inmersos en una atmósfera borrosa, difuminada, donde caben potentes imágenes que, al igual que la inicial del mono muerto, densifican el tiempo al enlazar en un presente sostenido, lo pasado y lo futuro. Persisten así los rizos de una mujer, los cuartos sin techo, un verdadero bestiario (peces, gallinas, una araña, caballos, víboras, vacas), y sobre todo –como en aquella mirada a la chica subida al árbol en torno de la cual gira toda la terrible historia de El sonido y la furia de Faulkner– el niño rubio, tal vez, el verdadero mensaje que Zama habría de recibir.
 
#martesdepelículasbasadasenlibros
#martesdepelículasylibros
#películasylibros
#AntonioDiBenedetto
#LucreciaMartel
#Zama
#cineargentino
#literaturaargentina

Responses

Compartílo en tus redes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

BIENVENIDO

0