Lunes de pájaros: Picaflor cometa (Sappho sparganura).

También conocido como Picaflor Coludo Rojo o Qori Kenti (del quechua) en Bolivia y el noroeste Argentino, es un ave que pertenece al Orden de los Trochiliformes y dentro de este a la familia Trochilidae. Ambos (orden y familia) de distribución estrictamente americana, desde el sur de Alaska hasta Tierra del Fuego, con unas 319 especies de las cuales 29 se han registrado en nuestro país. Son las aves más pequeñas y las únicas capaces de volar hacia atrás, dado que pueden batir sus alas entre 12 y 80 veces por segundo, dependiendo de la especie.
El Picaflor Cometa presenta un notable diformismo sexual, es decir que las hembras difieren de los machos. Lo más notable es la larga cola que poseen estos últimos aumentando su tamaño que alcanza los 22 cm. Las hembras 15 cm. El macho posee la cabeza parda y dorsalmente es rojizo. La garganta es verde dorada brillante, la zona ventral verde y las subcaudales blancas. Las alas son pardas. La cola es larga, rojo anaranjada (se puede ver dorada o amarilla, dependiendo de la luz) atravesada por unas pocas barras negras. En las dos primeras imágenes, un macho, nótese la larga cola.
La hembra es dorsalmente verde bronceada y ventralmente gris blanquecina con pequeñas manchas verdes. La cola es notablemente más corta, el resto similar al macho.
Su hábitat son los matorrales, bosques, yungas, en valles y montañas hasta los 3000 m.s.n.m.
Se distribuye desde los arbustales serranos de Bolivia hasta el norte de Neuquén y desde la cordillera hasta las Sierras de Córdoba, bajando a las llanuras durante el invierno. Nosotros lo registramos en todas las provincias del Noroeste y Cuyo, así como también en Córdoba. Las imagenes que compartimos las obtuvimos en los jardines de la residencia universitaria, ubicada al pié del Pucará de Tilcara y contigua al Jardín Botánico de Altura, en la localidad homónima, centro geográfico de la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy. Tardes y mañanas de enero se hacían presente, junto a otras especies, en busca del néctar que le proveían los “fosforitos”, nombre local dado a las plantas exóticas del género Aloe.
Generalmente son solitarios y bastante territoriales, cosa que se evidencia en las frecuentes peleas entre congéneres e incluso picaflores de otras especies. No conforma parejas estables, solo se juntan para la reproducción y solo la hembra se ocupa de la incubación y cuidado de las crías.
El esfuerzo requerido para volar, del modo en que lo hacen, les demanda mucha energía que encuentran en el néctar de las flores, privilegiando aquellas con mayor contenido de azúcar. Al mismo tiempo se convierten en grandes polinizadores de las plantas que liban. Esta dieta específica, la complementan con pequeñas arañas, insectos, pulgones y larvas.
Construyen su nido con forma de tacita o de cono invertido, colgando de raíces, ramas, salientes rocosas propias de su hábitat, grietas, en grutas, rocas o barrancas de tierra. Utilizan para la construcción del mismo fibras vegetales, musgos, telas de araña, líquenes, pelusas vegetales suaves y lanas.
 
#lunesdepájaros
#avesargentinas
#picaflorcometa
#Sapphosparganura

Responses

Compartílo en tus redes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

BIENVENIDO

0