Martes de películas y libros: Sangre sabia (Wise Blood, 1979), de John Huston.

La película está basada en la novela Wise Blood de Flannery O’Connor, 1952.
 
Hazel «Haze» Motes es un veterano de veintidós años de edad de una guerra no especificada y predicador de la Iglesia de la Verdad sin Cristo, una organización religiosa de su propia creación, que está en contra de cualquier creencia en Dios, en la vida después de la muerte, en el pecado o en el mal. El protagonista se encuentra con varios personajes como la adolescente Sabbath Lilly Hawks, su abuelo Asa Hawks que es un predicador convencional de la calle; y un chico de la localidad, Enoch Emery, que encuentra un “nuevo” Jesús en el museo local en forma del diminuto cadáver de un indio sudamericano encogido. Hoover Shoates es un promotor que quiere dirigir la carrera de Hazel como profeta mientras la casera de Hazel se enamora de él.
 
John Huston aparece en varias secuencias de fantasía como el abuelo de Hazel.
 
En Cannes, la película tuvo una recepción mixta. Tras su proyección en el Festival de Cine de Nueva York, el crítico Vincent Canby llamó a la película «una de las más originales e impresionantes películas de John Huston. Es tan excéntrica, tan divertida, tan sorprendente y tan inquietante que es difícil creer que no sea la primera película de un enfant terrible en lugar del trigésimo tercer largometraje de un hombre que ahora tiene setenta años y cuya carrera ha tenido más altibajos que una década de mapas meteorológicos».​ Sam Jordison de The Guardian escribió en una reseña retrospectiva: «Esta adaptación es maravillosa. Hace el raro truco de parecer fiel al espíritu y la voz del libro, mientras que es una obra de arte por derecho propio.»
 
“Soy de esas personas que antes morirían por su religión que tomar un baño por ella”, le escribió Flannery O’Connor a una amiga: no hablaba de un baño cualquiera, sino de la inmersión en las aguas del manantial de la cueva de Lourdes a la que enfermos de todo el mundo atribuyen propiedades curativas desde que, según la leyenda, la Virgen se apareciese allí a una joven en 1858.
A los 33 años ya era considerada una de las escritoras estadounidenses más importantes de su época gracias principalmente a dos libros: la novela Sangre sabia, publicada en 1952, y los cuentos de Un hombre bueno es difícil de encontrar (1955).
La obra de Flannery O’Connor es parte del denominado “renacimiento del sur” de las letras estadounidenses que tuvo como figura principal a William Faulkner (de cuyo experimentalismo la autora de Sangre sabia se distanció deliberadamente) e incluyó a autores de la talla de Thomas Wolfe, Tennessee Williams y Robert Penn Warren, así como a las llamadas Ladies of the South: Eudora Welty, Katherine Anne Porter y Carson McCullers, entre otras.
 
#martesdepelículasbasadasenlibros
#martesdepelículasylibros
#cine
#FlanneryOConnor
#johnhuston
#wiseblood
#sangresabia

Responses

Compartílo en tus redes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

BIENVENIDO

0